El Ayuntamiento de La Orotava suscribe nuevo convenio de colaboración con la Asociación Cultural Pinolere

La institución local contribuye anualmente con el colectivo para respaldar sus múltiples acciones en pro de recuperar, proteger y difundir la cultura popular, patrimonio etnográfico, tradiciones y oficios

El Ayuntamiento de La Orotava suscribe nuevo convenio de colaboración con la Asociación Cultural Pinolere
En esta ocasión la subvención es de 84.000 euros, a los que se suman cerca de 100.000 euros para la rehabilitación de los pajares que custodian el museo

El Ayuntamiento de La Orotava ha suscrito un nuevo convenio de colaboración con la Asociación Cultural Pinolere. El alcalde Francisco Linares detalla que, mediante este acuerdo, la institución local, desde hace muchísimos años, respalda económicamente al colectivo para contribuir con sus múltiples acciones en pro de recuperar, conservar y proyectar la cultura popular, los oficios tradicionales y el sector artesanal.

En esta ocasión, el acuerdo –sellado entre el presidente de la Asociación Cultural Pinolere, Leoncio Luis, y el primer representante institucional, Francisco Linares— comprende una ayuda de 84.000 euros. A ello se suma la colaboración del Ayuntamiento en otros proyectos como puede ser la rehabilitación de la zona museística del recinto etnográfico, que supondrá una inversión de casi 100.000 euros. Linares apunta que años anteriores la ayuda del consistorio rondaba los 100.000 euros “por lo que siempre hemos estado ahí y lo seguiremos estando, gobierne quien gobierne, pues ese es el compromiso del Ayuntamiento villero”, apuntó. “La existencia de entidades y asociaciones de estas características son esenciales por la gran labor que realizan, y por ello las administraciones públicas debemos agradecer, valorar y estar ahí presentes sin duda alguna”, subraya. “Es un trabajo extraordinario, ejemplar y único, de incalculable valor, con una labor constante, durante casi cuatro décadas, para rescatar, defender, conservar y difundir el patrimonio artístico, natural y socio-cultural del pueblo canario, y en especial de las medianías del Valle de La Orotava y de la zona de Pinolere", apostilló Linares.

La Asociación ha logrado rescatar gran parte de oficios y tradiciones, muchos a punto de perderse; además de trabajar para hacer viable y atractivo el sector artesanal, y potenciar la continuidad de maestros artesanos, auténticas joyas y tesoros de nuestra cultura popular.

Entre las principales iniciativas que lleva a cabo la Asociación Cultural Pinolere, sin ánimo de lucro, destaca la celebración anual de la tradicional Feria de Artesanía Pinolere, todo un referente en Canarias y que este año cumple su trigésima séptima edición. Dentro de la muestra se contemplan a su vez variopintas actividades educativas y otras lúdico-culturales como homenajes, exposiciones, exaltación de tradiciones canarias, de protección de especies autóctonas, encuentros… También son relevantes la Feria del Queso o las acciones didácticas y culturales en el Museo Etnográfico Pinolere o con muestras, dirigidas especialmente a jóvenes y centros educativos. Además del recurso museístico se cuenta con el Aula Rural y de la Naturaleza Toribio Delgado Acosta. No menos importante son el trabajo de investigación, jornadas de debate, cursos, congresos, talleres, seminarios y sus múltiples publicaciones de libros o la revista "El Pajar. Cuaderno de Etnografía Canaria", con temáticas relacionadas con el patrimonio histórico, artístico, etnográfico, rural, cultural, agrícola, artesanal y medioambiental, tanto regional como local.  Por lo que su trabajo esencial es también “compartir la sabiduría”.

Por todo ello, se considera que este acuerdo es un beneficio para todos. Directamente, repercute en beneficio de la propia institución local al ser la asociación un órgano asesor municipal en temas de artesanía y patrimonio etnográfico, emitiendo informes y realizando trabajos dé. Y, por otro lado, se contribuye a la conservación de la Reserva Natural Integral de Pinolere y del entorno natural de la zona. A la par, de repercutir social, cultural y económicamente en el barrio de Pinolere.